Fotografías exclusivas de funcionarios desnudos en la playa



Me he arriesgado a dar una exclusiva mucho mayor que la de TVE, que anunció como exclusiva mundial la emisión del "Coche fantástico" cuando se había emitido varios meses antes en otros países. Pero lo he conseguido: os doy una fotografía única de un funcionario nadando en las cristalinas aguas de Cala Ratjada, en Mallorca, muy cerca del lugar donde vive Pedro nuestro fabricante de anagramas.
Y es que el simpático y admirado Eduardo Punset considera sin sutileza alguna que los funcionarios somos tunicados, o lo que es igual el bicho de la fotografía. "Mucha gente y, sobre todo, muchos funcionarios se comportan de forma similar a los tunicados. Una vez instalados en la seguridad, se diría que absorben su cerebro y dejan de pensar en otras posibilidades de innovar. Esta actitud es peligrosa para ellos mismos y para el colectivo en el que están insertados". Y acostumbrado a que me llamen chorizo, vago, inútil o tocapelotas me he sentido reconfortado con el análisis de Punset. Es reconfortante pensar que no tenemos iniciativa y que si de nosotros dependiera el mundo iría a la extinción.

Si encima, como es mi caso, somos del género masculino nos pareceremos por su simpleza a las amebas.

Pero si curioso es lo de Punset más aún es el lugar donde he encontrado la reseña: en el blog de Pablo Aretxabala, director general de un organismo vasco (que no de un tunicado), militante de Ezker Batua y que se declara "internacionalista, "rojo", verde y republicano". ¿sería el Sr. Punset tan amable de indicarme qué tipo de organismo pluricelular es?.


2 comentarios:

Shikilla dijo...

Te contesto con el comentario que le he puesto al mismo Sr. Punset.

"Digo yo, como funcionaria y “tunicado” o “tunicada” y dado que no voy a cambiar de profesión, merced a lo que me ha costado sacar la oposición y más según está el panorama, aún absorbiendo mi propio cerebro, ésta que he elegido, me obliga a trasladarme a lugares en los cuales debo adaptarme, su modo de vida, su paisaje, el entorno unas veces hostil y otras no, distintos departamentos, distintas funciones, con lo cual, creo que el ejemplo del funcionario no es acertado. Hoy en día, son pocos los que se acomodan, si es que quieren progresar en la carrera administrativa.

Tal vez sea mejor ejemplo el de los políticos que se eternizan en sus poltronas. Esos sí que, una vez instalados, perpetúan esa inmovilidad y absorben el cerebro, muchas veces incluso el corazón."

Saludos

peterlove dijo...

Pues la verdad es que parece mentira que me hayan pillado haciendo nudismo aquella vez en la maravillosa playa de Son Serra de Marina.

Una compañera, a la que le he pasado el enlace, me ha comentado que seguramente el Punset debe ser un aspirante fracasado a funcionario. En todo caso, el funcionario es una persona que ha demostrado que, en un momento determinado, ha demostrado una inteligencia superior a la de sus concurrentes.

Ojalá punset y la liberal que nos pondría a cabar nos pudiesen demostrar lo fácil que es estar dentro y lo fácil que es vaguear ya dentro.

Y tiene su sentido. Porque si además de estar igual que en la empresa privada tienes que aprobar una oposición, pues ya te quedas directamente en la empresa privada.

Y una historieta. Una amiga que critica a los "vagos" y "tunicados" funcionarios, cuando ella es una LD cuya labor es acudir a la Comisiones de Gobierno a tomar notas de su amigo.

Pues nada, que se jodan, que yo pienso seguir disfrutando de mi condición funcionarial.