El preso número 35: el ingenio de los funcionarios


Pepe (nombre ficticio) acababa de ser destinado a una importante comisaría de la Policía Nacional. Era un policía raso, joven, con ilsuión y muchas ganas de trabajar. En su primer día ya recibió una importante tarea: un inspector jefe se le acercó enérgico, "Pepe, toma esta lista, vete abajo y mete a estos 35 en el furgón que llegará dentro de un rato para que sean deportados a su país de origen".
Nunca le habían encargado una misión tan trascendente. Debía responsabilizarse de los 35 detenidos, magrebíes, y meterlos en un furgón. Sencillo, entretenido y a su vez perfecto para que sus jefes confiaran en el.
Pepe llega los calabozos y entra en el que se encuentran su grupo. Con ayuda de otros dos compañeros los saca y los lleva al sótano, donde acaba de llegar el furgón. Un último repaso. Los pone en fila antes de entrar y pasa lista...y sorpresa...¡sólo hay 34! El mundo se le cae a los pies. La primera vez que le hacen un encargo y la ha cagado. Se le pasan mil ideas por la cabeza, incluso llega a pensar que el detenido 35 se le había extraviado entre los pasillos laberínticos de la comisaría. Ya está, me voy expedientado a mi casa. Vuelve a pasar lista. Nada, le falta uno. ¿Había 35 cuando los sacó del calabozo? ¿Su jefe tenía la lista correcta? "¿Algún problema?" le indica uno de sus compañeros. "No, ninguno. Voy a por el que me falta, que estaba en un despacho declarando", le dijo.
Sin dudarlo ni un instante y haciendo gala de un ingenio digno del Equipo A, Pepe decide salir de la comisaría. Una gran cola rodea el edificio, se trata de los centenares de inmigrantes que deben renovar sus papeles y que llevan allí desde las 3 de la madrugada. Se dirige sin dudarlo a un pequeño grupo de cinco que reían y charlaban alegremente, "a ver, documentación". Cesaron las risas. Uno por uno les fueron mostrando los papeles...menos uno, "yo tener en casa, sólo acompañar a mis amigos". "Perfecto -señaló Pepe-, no se preocupe, acompáñeme que haremos las oportunas averiguaciones"..."adelante, adelante, pase al interior del furgón, que a lo largo del día se arregla todo".
Pepe ya tenía al prisionero 35...y el pobre magrebí poco podía imaginar que unas horas después sería entregado a las autoridades fronterizas de algún país árabe. Si es que la vida te da sorpresas...por cierto ¿dónde estará el verdadero prisionero 35?

Para la compañera de la Complutense





Nada, que no hay forma, que pasan los años y la gente sigue cayendo en mi entrada de presentación de este blog y no llegan a leerlo hasta el final o no captan mi ironía. Una anónima funcionaria de la Complutense me pone verde botella porque no cobra esos 3000 euros mensuales de los que presumo y encima "debo pagarme un seguro privado todos los meses".
Una vez más insisto, especialmente a las personas sensibles y afectadas por la crisis, a que lean mis argumentos hasta el final. Y advierto que próximanente actualizaré mi sueldo ficticio a los 4765 euros mensuales para actualizar el IPC ponderado en la república de Burundi.
Espero que no le siente mal este vídeo ni se lo tome en serio...

Casos asombrosos: la modernización de la justicia y otros asuntos


En la imagen un funcionario de Justicia.
Cena con amigos vinculados a la administración de justicia. Pregunta inevitable, ¿están mejorando las cosas dentro, va la cosa mejor? La respuesta no pudo ser más decepcionante. Para muestra un botón sobre lo que a muchos políticos "responsables" de este país parece no importarles lo más mínimo cuando presumen de grandes acciones y planes para "modernizar" el sistema. Os voy a contar cómo es el avanzado sistema integrado de última generación para determinar qué procesos son urgentes:
Imaginad cualquier juzgado, repleto de expedientes, carpetas amontonadas, mesas imposibles y un aspecto más propio de un país tercermundista. Una de las imágenes habituales en televisión. Dentro de este complejo entramado las causas en las que hay personas entre rejas esperando una decisión judicial tienen lógicamente prioridad y esta prioridad viene determinada en cada expediente con un sistema que deberían tener en cuenta los países de todo el mundo: una cartulina roja. Al que se le ocurrió deberían darle el Premio Nobel. Y ahora seguid imaginando, ¿qué puede sucederle a un trozo de cartulina adosada (con gomita, grapa o clip) a una carpeta vieja, destartalada, reciclada de otros casos y con miles de folios en su interior a punto de estallar pasando de mano en mano, de mesa en mesa y de estantería en estantería?...pues que se caiga, se traspapele o caiga en manos de un padre en apuros que necesite cartulina que llevar a sus retoños para hacer trabajos manuales el fin de semana.
Y la verdad es que no lo entiendo. Cuando me lo contaron lo primero que pensé fue en las personas inocentes que pasan más tiempo de lo deseado esperando en la cárcel simplemente porque nuestro avanzado y moderno sistema judicial es más propio de una república bananera y la cartulinita roja de los cojones se había extraviado.
Pero bueno, la verdad es que cada día tengo menos respuestas a más cosas. Si me costaba entender por qué el gobierno permite que las empresas anuncien velocidades de ADSL totalmente falsas ahora me entero de que la Vuelta Ciclista a España comienza en los Paises Bajos e incluso pasará por Bélgica, ¿cuáles son ahora los límites geográficos de España?.
Please, que alguién me lo explique o terminaré como el funcionario de la foto.

Se busca funcionaria extraviada


Este es un mensaje de servicio público de este blog. "Asi", una preciosa pastor alemán desapareció hace unos días asustada por una tormenta. No parece una huida lógica teniendo en cuenta que pertenece a un cuerpo de élite dedicado a la búsqueda y localización de explosivos pero un mal día lo tiene cualquiera.

A "Asi" la podemos considerar una funcionaria: trabaja para la Guardia Civil, superó unas duras pruebas de acceso, tiene su horario (flexible), se encuentra alojada en dependencias del estado y gozará de mimos y cuidados cuando pase a la jubilación.

Apadrina un becario o lo encontrarás bajo la mesa


Me quito el sombrero con la nueva campaña del sindicato CCOO, "Apadrina un becario", colocado estratégicamente en el menú derecho de este humilde blog. Se me ocurren muchas cosas pero fundamentalmente recomiendo encarecidamente un recorrido paciente por las experiencias que en este foro van contando becarios de todo tipo, incluyendo algunos que han desempeñado tan "honorable" privilegio en la Administración.

Reconozco que hace unos meses me embarqué en la búsqueda de los sueldos de los funcionarios en los lugares más recónditos del planeta. Tenía la intención de colocar el sueldo de nuestros compañeros en Somalia, Uganda o Cabo Verde en un lugar preferencial cada semana...era una especie de campaña anticrisis, ¿para qué protestar de nuestra situación cuando en otros muchos lugares están peor que nosotros? Pero la búsqueda fue desesperante. No encontré casi nada.

Ahora he visto el cielo abierto. Las experiencias de nuestros becarios en España es para ponerse a llorar o, como he propuesto en otras tantas ocasiones, para desternillarse de risa, Mejor tomarse las cosas con humor.

He necesitado más de doce años para entender mejor qué hacía Mónica bajo la mesa de Clinton en el Despacho Oval, cuando tenía un trabajo "no remunerado" para el hombre más poderoso del planeta. Y es que ante semejante panorama laboral a la pobre no le quedó más remedio que agudizar su ingenio...

Estrategia para animar al personal: el fin del mundo está cerca


Marta en su sincero e interesante blog Superwoman hacía una curiosa reflexión cuando confesaba que prefería meterse bajo las sábanas y no salir teniendo en cuenta la que está cayendo. Hay crisis. Vale, pero imaginad por un momento la que nos queda por aguantar: dicen que durará dos años y si soporífero ha sido aguantar durante casi un año las elecciones de EEUU pensad en lo que nos queda por ver en los medios de comunicación mientras dure esta situación...desde luego es para seguir los consejos de Marta.

Por si todo esto no fuese suficiente la meca del cine nos ha preparado una batería de películas en las que nos adelantan el fin del mundo con una fecha límite: el 2012. Lo que nos faltaba. Entre las sentencias que se dan a conocer ultimamente, la crisis de las narices, el perfil de la clase política, la vidorra padre de los terroristas y otras tantas historias para no dormir el futuro se me antoja gris oscuro. Y el cine pone su granito de arena con extraterrestres que vienen a cepillarnos bajo profundas conviciones ecologistas, mitológicas catástrofes naturales y simpáticos hombrecillos verdes tocapelotas.
Yo, por lo que pueda pasar, he decidido fustigarme este fin de semana largo escapándome a Estepa a comprar los mismos mantecados que año tras año comen en la Casa Real y en los mejores restaurantes del mundo. Donde cocinan las mejores hojaldrinas con naranja del planeta parece que la crisis no les afecta demasiado porque tan sólo venden (y con reservas si la caja es metálica) una caja surtida por persona.
Ser funcionario permite buscar y pensar en extravagancias como estas...¡feliz fin de semana!

De nuevo con el sexo de los funcionarios


Carambola. Cada vez que coloco la palabra sexo en este blog se disparan las visitas. Pero el Manual de Supervivencia para funcionarios me lo ha puesto a huevo (nunca mejor dicho) con su entrada "Cómo sobrevivir al sexo en el trabajo". Genial el análisis estadístico en el que se demuestra que la posibilidad de que esto suceda se reduce al 0,0025%, por lo tanto no es necesaria una gran estrategia para sobrevivir a un hecho que nunca llegará a suceder. Hay excepciones, bueno hay una gran excepción: que uno sea George Clooney, auténtico sex symbol presente también entre mis compañeras.

Yo suelo decirle a mis amigos que mi trabajo en el ayuntamiento consiste en amargarle la vida a los contribuyentes. La mayor parte de las personas a las que atiendo se van con un gran disgusto y muchas ganas de pegarme fuego. Con semejante carta de presentación en mi departamento no existe posibilidad alguna de establecer contacto alguno con los vecinos, bueno en mi caso vecinas. Además ni yo ni ninguno de mis compañeros se parece a George. Poco atractivo puede haber cuando el funcionario de turno te está hablando de embargos, recargos, intereses de demora y costas. Con este ejemplo no quiero desanimar a los opositores, o a mi querida opositora de travesía...no todos los destinos funcionariales tienen tan poco atractivo...a priori sólo puedo recordar algo que me contaban hace unos días, cuando unos compañeros agentes de la Policía Local echaban a suertes quien se encargaría de subir a un apartamento lleno de azafatas borrachas que estaban "alterando el orden público" en su apartamento a altas horas de la madrugada.

Y quienes llegados a este punto se encuentren cabreados al no encontrar ninguna anécdota hardcore en esta entrada sólo le puedo decir que siempre les quedará la visita al Diario de Alice Carroll, descubierta en el mismo Manuel de Supervivencia.

Llega la Navidad...y los embargos

Lo cierto es que circunstancialmente coinciden los embargos con más frecuencia en Navidad, aunque más de uno pueda pensar que una diabólica mente (en este caso muy aburrida) aprovecha estas entrañables fechas para amargarle aún más la vida a los contribuyentes. Y tiene su lógica: desde mayo hasta diciembre estamos inmersos en los periodos voluntarios de cobro. Y en diciembre toca ordenar, revisar, actualizar datos, comprar polvorones y embargar.

Ya os he comentado en otras ocasiones que la palabra embargo, especialmente si aparece escrita en una carta del banco o en una nota interna de tu empresa causa verdaderos estragos. Cualquier día de estos aparecerá un lolailo con una catana y una lata de gasolina y nos destripará a todos. Vale, lo puedo llegar a entender. Quizá no sea agradable. Quizá en algunos (pocos ) casos fue un "despiste". Quizá piensen muchas cosas (algunos me han llegado a decir que sus hijos ya no le miran con respeto), pero al final lo único cierto es que si una administración embarga es porque antes no se ha pagado una deuda. Y claro, en algunos países europeos esta decisión es impensable bajo la lógica aplastante de que los impagos deben asumirlos el resto de los mortales que, de forma sacrificada, pagan religiosamente todos sus impuestos. Aqui, in Spain, es muy habitual el gestor "amigo" o abogado de "confianza" que se queda tan tranquilo aconsejándote que la multa no la pagues ("porque es ilegal, que lo sé yo") o que el recibo prescribe practicamente por arte de magia. Y luego pasa lo que pasa...

He aprovechado la coyuntura para grabarme en vídeo mientras hacía las cartitas de los embargos. Ah, se me olvidaba...corred la página hacia abajo y sabréis lo que no veré esta noche.

Por qué lo hago...(presentación del funcionario de "mierda")


Esto es una entrada remasterizada. Ha pasado poco más de un año desde que comencé este blog y quiero deciros muchas cosas, aunque lo haré poco a poco. Para empezar cambios de diseño y nuevos contenidos...que también aparecerán en los próximos días.

Y esta entrada pretende recuperar la columna que durante todo este tiempo ha estado a la izquierda y que tantas indignaciones ("inrritaciones" como dicen en mi tierra) ha causado entre el personal. Con el nuevo diseño ha sido imposible mantenerla...pero aqui la dejo...quien la lea desde principio a fin entenderá a la perfección lo que pretendo con este espacio.


Un funcionario de "mierda"


Ya soy funcionario. Esto significa que gano casi 3000 euros al mes, con 16 pagas anuales, dos meses de vacaciones, diez días de asuntos propios, multitud de ventajas sociales, reducción de jornada por determinadas situaciones familiares, odontología gratis y, lo que es mejor, aunque termino de trabajar a las tres de la tarde a las dos ya estoy en casa con mi mujer retozando frente al televisor. Por esta razón dicen que el funcionario es el animal más rápido del mundo. Tranquilos, nada de esto es cierto, pero gran parte de la sociedad cree que somos unos vagos.Están rodeados de funcionarios. No se asunten, la mayoría somos inofensivos, de hecho mis vacunas están en regla hasta el 2013. Los maestros, policías, barrenderos, inspectores de Hacienda, bomberos, funcionarios de prisiones, pilotos del Servicio Aéreo de Rescate, operadores de cámaras de la Dirección General de Tráfico, informáticos,…, millones de personas al servicio del ciudadano, aunque en la mayor parte de los casos consideramos que su función principal es la de amargarnos las existencia y chupar del bote. Gente mala hay en todos los colectivos, pero nosotros tenemos el mismo sanbenito que los políticos chorizos, futbolistas ricos, periodistas mentirosos y banqueros usureros.No les voy a mentir, ser funcionario tiene sus ventajas, especialmente en lo concerniente a las garantías sociales, pero les aseguro que para la gran mayoría no es precisamente un chollo.Suelo decir a mis amigos que soy un funcionario de mierda. No lo digo en tono despectivo. Me refiero a que soy el último mono de la administración: un auxiliar administrativo con nula influencia en el proceso burocrático. El último eslabón y muchas veces la primera línea de fuego de la pesada y compleja maquinaria administrativa. Para colmo de males trabajo en un departamento de recaudación, atendiendo al público y alegrándole la vida a los queridos ciudadanos informándoles sobre sus deudas, dándoles cartas de pago y llamándoles a horas intempestivas para comunicarles que en unas semanas procederemos al embargo de sus cuentas, su nómina o la casa. No se imaginan lo placentero y gratificante que puede llegar a ser. Por ahora soy feliz. Desconozco si cuando lleve 37 años emitiendo recibos y aguantando gilipolleces podré seguir diciendo lo mismo. Ya os lo contaré. Desde luego podría ser mucho peor: recolector de aceitunas, minero, albañil, profesor de aérobic, cajero, inmigrante ilegal, etc.En este blog pretendo recoger con humor mis anécdotas. Quiero compartir experiencias con todos vosotros. Ofrecer enlaces de interés incluso para aquellos que tengan tiempo para rascarse un ratito los huevos. Hacer de "muro de las lamentaciones" para los ciudadanos que quieran desahogarse (siempre con respeto) tras haber sido maltratados por alguno de mis compañeros. Quiero reflejar la cara más y menos amable de esta profesión…y ante todo deseo que esta página se convierta en un lugar agradable en el que no falte el humor y las ganas de compartir, sea lo que sea.Bienvenidos.



(Justificación del blog. Octubre de 2007)

Esos machistas contribuyentes




Un día como hoy no puedo olvidar una especie a la que le cuesta trabajo desaparecer, algo que también le suceden a las cucarachas y a las ratas. Me refiero a ese porcentaje considerable aún de contribuyentes que no tienen reparo alguno en machacar a las compañeras por el simple hecho de ser mujer. Os puede parecer sorprendente que esto suceda pero con el tiempo y en la atención al público uno termina catando a este tipo de personajillos: algunos incluso se sienten manifiestamente incómodos si los atiende una mujer.
La escena más habitual pasa por un hombre que cuestiona todas y cada una de las explicaciones que le da la compañera. Un macho ibérico al que le irrita que una mujer le esté diciendo en sus narices que si le han embargado la cuenta corriente es porque no le ha salido de los mismos pagar en periodo voluntario y hacer caso omiso a los requerimientos de pago. El hombre se irrita, se le ensancha la vena yugular y a punto está de perder los papeles. ¿Cómo osa una mujer a cuestionar lo que paga o deja de pagar? ¿Cómo puede una mujer decirle en sus narices que se pasó el periodo voluntario?
En estos casos hemos establecido entre los compañeros un sistema la mar de efectivo: el machote cabrío pasa a ser atendido por otro machote. Y la cosa cambia radicalmente: bajan los humos, pasa la humillación y todo lo que se le explica lo entiende. Es sorprendente por no decir indignante.

ONG: Ostras, nécoras y gambas.


No dejan de sorprenderme las personas con geniales iniciativas. Mi última entrada, con las imágenes de una concejala cuya mención de las siglas ONG le sonaba a chino mandarín, ha dejado perplejo a más de uno. Es curioso que en los informativos nos estén machacando siempre con las mismas historias y que nadie recoja este "desliz" que deja en muy mal lugar (o donde se merecen) la capacidad de nuestra clase política.
La cosa es que apenas han pasado unos días de aquel suceso cuando una mente privilegiada ha tenido la genial idea de diseñar camisetas con esta misma alusión. Además, La Opinión de Tenerife acaba de abrir un debate sobre el nivel de los políticos para ejercer sus cargos públicos.
Ya puestos aprovecho la coyuntura para pedir un poco de vuestra imaginación y sabiduría para, de alguna manera, buscar alternativas idóneas a las siglas ONG...siempre desde el punto de vista político.
Buen fin de semana y muchas gracias a Joaquín, por remitirme el video y "anónimo" por el enlace de las camisetas- Así da gusto escribir en este blog.

Las ausencias de los parlamentarios y la "altísima" preparación de algunos políticos...o políticas




Mejor reir que llorar y esto es aplicable al vídeo del pleno de Santa Cruz de Tenerife donde una edil casi entra en coma cerebral al tener que traducir el significado de las siglas ONG. Y como nuestra cualificada clase política está curtida en estos deslices tampoco creais que ha pillado un trauma ante semajante ridículo público.
La propagación de este vídeo por la red coincide con las "molestias" del presidente del Congreso ante la ausencia reiterada y constante de nuestros parlamentarios. He pensado que quizá estas ausencias se deban a que están buscando trabajos alternativos con los que suplir los recortes que al parecer van a imponer a sus señorías para limitar sus viajes de "amistad y cooperación" al extranjero.
Para que luego digan que la crisis no les afecta a todos...y todas.

El dinero de las pensiones y el trastero de Pedro. reflexiones para el fin de semana


Menudo chasco me llevé ayer. Cada vez que el gobierno da los datos de la cantidad que el estado tiene metido para garantizar las pensiones me llevaba un alivio. Y es que claro me quedan 31 años para la jubilación y cuento los días que me quedan para tan memorable momento...pues bien, en las arcas hay 55.000 millones de euros...y mi gozo en un pozo, al parecer con esta cantidad sólo se pueden pagar las pensiones durante 9 meses.
Ufff, qué estrés.
Encima Pedro, de mi querido blog En serio y en broma me manda un correo pidiendo ayuda para ordenar su trastero, cuya foto reproduzco...
Buen fin de semana.

El sueldo del funcionario Obama


Estoy aterrado porque no logro adivinar qué será de nuestras vidas después de la elección del presidente americano. Tantas horas de televisión y de informativos que nos han metido con calzador un proceso electoral aburrido y largísimo. ¿De qué hablarán ahora? Seguro que del tiempo, del cambio climático y del fútbol, que son las cosas realmente importantes en la vida.
Obama, antes senador, se convierte en presidente y pasa a ser temporalmente un funcionario de la administración norteamericana. Cobrará unos 30.000 euros mensuales, ¿mucho o poco?. Aunque alguno de vosotros esté con la misma expresión que Martes y Trece con la empanadillas de Encanna yo considero que este sueldo es bajo. Y lo digo muy en serio.
Si ponemos en una lista las responsabilidades de este señor, no sólo en su país sino también en el resto del universo universal, las horas de dedicación, la ausencia de vida privada, la gestión de un presupuesto económico anual bárbaro, la extensión a toda su familia de las amenazas a su propia vida por un buen número de descerebrados mundiales, el análisis constante de la oposición, el veredicto de la prensa y la huella indeleble de su gestión de por vida. Os aseguro que no está pagado. Lo que quiero decir es que uno no llega ni busca ser presidente, ni de los EEUU ni de ningún otro lugar sólo por el sueldo.
¿Un salario alto? No, para nada. En el mundo, en los EEUU, en España y en Mozambique hay sueldos mucho más altos. Incluso numerosos directivos de bancos que están siendo salvados de la quiebra con el dinero de todos cobran más.
Pero comparemos. Personalnente creo que cobra bastante más el alcalde de Burgillos, en Sevilla, al que ya hice referencia en este mismo lugar. Gobierna en un municipio de 5000 habitantes y cobra (según el PP) y gana unos 10.000 eurillos mensuales. Es el alcalde que más gana de España.
Nuestro presidente gana un poquito más que su homólogo Francés, unos 7000 euros mensuales, y se queda en la lista de los peor pagados de Europa y por debajo de lo que cobran otros alcaldes de España.
Por seguir comparando...en 2006 el presidente del BBVA se embolsó, en un año, 20 millones de euros.

¡La CHG tarda 17 años en responder un escrito!

17 AñItos Ok
View SlideShare document or Upload your own. (tags: funcion publica)


Para que luego digan que no somos concienzudos. Despacito y con buena letra. Un comunicante anónimo, al que llamaremos Cristian, me ha remitido este documento en el que un ciudadano con un humor envidiable le responde a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tras haberle solicitado esta administración una copia de su DNI 17 años después de haber realizado una petición.
Evidentemente la actuación de los compañeros de la CHG excede la lógica pero lo realmente envidiable y admirable es el buen humor, trasladado al escrito de contestación, de este ciudadano alicantino.

La desgracia de ser un funcionario de Justicia









Como ya he comentado en otras tantas ocasiones los funcionarios de Justicia son de lo peor: entre todos mataron a Manolete, participaron activamente en el asesinato de Kennedy y por su ineficacia en la tramitación de expedientes provocaron la desaparición de los dinosaurios. Ahora las Naciones Unidas deberían intervenir porque me da que ellos también son los principales culpables del cambio climático. Sólo hay que ver las imágenes de cualquier dependencia judicial para comprobar que son nefastas y poco sostenibles para el medio ambiente: montañas de papel sin reciclar, espacios carentes de ventilación, millones ácaros en los rincones, ausencia de pantallas de TFT bajas en emisiones y radiaciones y encima estoy convencido que no siguen las más elementales normas en las revisiones de los conductos del aire acondicionado (entre otras cosas porque allí también se acumulan los expedientes).
Es muy probable que existan funcionarios de Justicia que antes de comenzar el curso le piden a sus hijos que no revelen a nadie en que trabaja su padre o madre, “mira Manolito si te preguntan en que trabaja mamá les dices que es funcionaria de Correos, bueno mejor no que lo de repartir cartas va fatal, pues entonces que está en el ayuntamiento, no, no, que pensarán que está enganchada al café, mira mejor le dices que es banquera, que los pobres están sufriendo mucho. Eso, banquera”.
Dos últimas reflexiones. Por un lado el exotismo que me produce la actividad del juez Garzón(recogida con la genialidad de siempre y un simple titular por Sevach),que lejos de trabajar en los casos que se le acumulan en su juzgado (sobre criminales que están vivitos y coleando o causas judiciales que requieren un poquito de atención), o de colocarse el disfraz de San Miguel para denunciar el sistema judicial prefiere irse por otros derroteros. Derroteros loables y que en algún momento tendrán que ser atendidos porque miles de personas se merecen una explicación o al menos saber dónde se encuentran sus seres queridos, pero me gustaría que las prioridades fuesen ahora mismo más actuales.
Por otra parte siento decirle a mis compañeros de Justicia, o a los de las Fuerzas de Seguridad del Estado, o a todos, que al final todo da igual. Que a la sociedad le molesta más que le suspendan la retransmisión de los partidos de fútbol o que les retiren el “Aquí hay tomate” antes que la renovación del sistema judicial, el sanitario o el que sea...y si no me creéis sólo tenéis que ver las multitudinarias manifestaciones y el estruendoso clamor popular.
Una penita.

"ser funcionario durante los dos próximos años"...no lo entiendo, una ayudita please.


¿Será porque es viernes, por la ausencia de cafeína a estas horas, por el arroz congelado que me tomé ayer con Antonio y Pepe, por el escote disuasorio de mi compañera, por la inmensa alegría que me produce saber que hoy dormirá en su casa Julián Muñoz? No se, pero debo estar espeso o tonto del culo porque no consigo entender un artículo publicado por el expresidente de Telefónica Luis Solana.
Veamos, Solana cuyo paso por Telefónica dejó recuerdos inolvidables ha escrito en su blog una disertación la mar de original sobre la actual crísis económica mundial titulada "¡Que suerte ser funcionario!". Algo más de cuarenta líneas de empanada económica mundial y mental sacada del libro gordo de Petete y apenas una línea final dedicada a los funcionarios para decir que en este tiempo lo mejor que puede hacer la humanidad es hacerse funcionarios "durante dos años". Curiosa forma de establecer el tiempo, ¿por qué dos años?. Me da que Solana ha inventado un nuevo trabajador del siglo XXI: uno que sea funcionario durante las vacas flacas y luego, con la bonanza económica, se dedique a la especulación, a la banca, a la política o a dirigir Telefónica.

Nota: recomiendo encarecidamente entrar en el blog de este ilustre tertualiano y empresario de pro para leer ensayos tan enriquecedores como "Las monjas" y dejar oportunos comentarios a sus obras literarias.

Cómo ser funcionario durante 36 años y no morir en el intento


Yo no había nacido y mi compañero ya estaba haciendo liquidaciones de impuestos a mano y con una plantilla municipal de apenas treinta personas (ahora supera las 600), incluso se disponían mensualmente a elaborar las nóminas con anotaciones en libros de cuentas y efectuando el pago a los funcionarios con dinero en efectivo y monedas dentro de sobres...Han pasado 36 años, que los cumple hoy, y el jodío está hecho un chaval.
Reconozco que desde el principio ha sido toda una referencia para mi. Un funcionario ejemplar.
Cuando hace poco más de un año tomé posesión de mi plaza como funcionario un buen número de amigos me lanzaron sin piedad un comentario estándar: “¡¿funcionario, que vas a coger tu plaza de funcionario?, venga ya, seguro que no duras ni un año, eso es aburridísimo, no es para ti!”. Es otro de los mandamiento anti-funcionarios: somos vagos, holgazanes, ausentes de inquietudes y con unas tareas tan aburridas que nos marchitan. Vale, bien, lo reconozco, ante el acoso de mi entorno tuve cierta inquietud al respecto…hasta que conocí a mi compañero y entonces supe que hay vida a pesar de ser funcionario.
Lleva 36 años trabajando. Es un profesional que destaca por hacer su trabajo mucho mejor que otros. Conoce como ninguno los entresijos de su departamento, es prácticamente imposible sacarle de sus casillas (pese a los maleducados contribuyentes), es eficiente y es muy difícil sacarle algún comentario malicioso sobre su trabajo o sus compañeros.
Posiblemente sea más divertido ser astronauta, jugador famoso de fútbol, multimillonario, o por ejemplo dueño de Microsoft pero hacer durante 36 años casi lo mismo, tener la capacidad de ir adaptándose a los nuevos tiempos (pasar del ábaco a los procesos informáticos, por ejemplo) y no morir en el intento más que ser una estupidez es toda una virtud.
Todo esto me lleva a pensar una vez más que la jubilación debería producirse antes de los 65 años. No me creo, por más que nos lo quieran vender, que la “edad dorada” más fantástica del mundo mundial sea a partir de esta edad. Las administraciones deberían seguir el ejemplo de Telefónica, que estudia prejubilaciones a los 48 años. Mientras llega este momento yo seguiré observando a mi compañero para conocer las claves que le han permitido sobrevivir con tanta dignidad durante 36 años de trabajo...que no es poco.

Minerva: la pócima mágica del ministerio de Justicia


En Murcia el ministerio de Justicia está probando un nuevo sistema informático para “evitar casos como el de Mari Luz”, según informó ayer el titular de este ministerio. Las imágenes que acompañaron la información en diversos medios de comunicación era de lo más singular: un funcionario ante el ordenador, conociendo a Minerva, y a su alrededor miles de expedientes y carpetas acumuladas.

Esta debe ser el arma secreta del gobierno para dar un giro de 180 grados al caos en el sistema judicial, bueno esta medida y la de expedientar a la secretaria del juzgado sevillano e imponer una multa de 1500 euros al despistado juez. Otras posible iniciativas como aumentar el número de plazas, cubrir las bajas de los funcionarios, mejorar las infraestructuras de todo tipo y un largo etcétera de necesidades parecen no ser lo suficientemente importantes o necesarias.
Puestos a pedir un programita mágico a mi me gustaría la escoba de la Bruja Avería para impedir, por poner un ejemplo, que algunos personajes que han cometido más de 25 asesinatos no estén en libertad o que personas condenadas a cientos de años de prisión sigan campando a sus anchas.

Envidia hacia los Servicios Operativos


Me ha resultado curiosa la reflexión que esta mañana me hizo un compañero. En los últimos años los trabajadores de los Servicios Operativos del ayuntamiento en el que trabajo han estado en el punto de mira de chapuzas, oportunistas y otros personajillos. Lo pude constatar en el transcurso de algunos desayunos, donde la escena se repetía: "eres un pringao, ¿por qué trabajas en el ayuntamiento?". La frase tenía múltiples variantes pero el objetivo siempre era el mismo, destacar lo imbécil del funcionario-operario de turno por trabajar para la administración cuando el resto de los curritos independientes se estaba forrando.
Era el boom de la construcción. La situaciones era inverosímiles. En la Costa del Sol había empresarios que contratraban vigilancia privada para evitar que otros jefes de obra se acercasen a sus trabajadores para llevárselos a otras promociones. Había días en los que las cuadrillas completas dejaban su trabajo para largarse (previo paso por caja) a otro lugar. Un familiar analfabeto, con 19 años, lo contrataron como "oficial escayolista" para una obra en las islas Canarias y le pagaban 5000 euros al mes. Y claro, también intentó convecerme para que aprendiera unas nociones básicas de albañilería o fontanería...y así dejar de ser un pringao. la pregunta, "primo, ¿cuánto dices que se cobra en tu ayuntamiento?" le producía una risa desternillante y una mirada de pena.
Pues la cosa ha cambiado. Desayunando esta mañana con los compis de los operativos me hablaban sobre todos aquellos que les llamaban pringaos y que ahora pretenden, sea como sea, conseguir una plaza en el ayuntamiento...en la casa de los pringaos.

¿Trabajo decente? Otra jornada mundial sacada del libro de la utopía



Que los funcionarios reclamemos un trabajo decente les resultará a muchos una auténtica provocación. No voy a teorizar ahora sobre las reivindaciones sociales, la solidaridad y la extensión universal de las garantías más elementales, pero en los tiempos que corren habrá muchos que antes de reclamar un trabajo decente prefieran reclamar simplemente un trabajo. En nuestro mundo desarrollado nos inventamos a diario nuevas gilipolleces: el estrés laboral despúes de las vacaciones , el estrés de los niños recién nacidos, el estrés de los niños que comienzan el colegio, el estrés por el cambio de trabajo, el estrés por tener trabajo, el estrés por no tenerlo…y ahora un buen día nos levantamos con el estrés al imaginar una jornada laboral de 13 horas diarias. Todo un avance del siglo XXI.No podemos olvidar el estrés de quienes deben invertarse cada año los peculiares “días mundiales” o “jornadas mundiales”.Y hoy, precisamente hoy, Jornada Mundial por el Trabajo Decente es cuando debemos tirar de las orejas a Sandra Tejero, por no acudir a su trabajo estando en coma lo que ha provocado su despido y el malestar de la empresa. ¡Qué desfachatez! Desde luego hay que ver cómo sufren estos pobres empresarios.

La abuelita de la Termomix


Por suerte me acaba de tomar un café. Todo iba normal, una señora octogenaria, de inofensiva apariencia quería los recibos de sus impuestos para pagarlos en el banco. Mientras la impresora sacaba los documentos y sin mediar palabra alguna una frase me paso en estado de alerta: soy vendedora de Termomix...desde hace once años. Estaba en peligro. Unas décimas de segundo para reaccionar; en este instante pensé cuál podría ser mi respuesta para salir de la trampa que planeaba sobre mi jornada laboral. Decidí no responder, centrar la mirada en el ordenador, desmontar la bandeja de la impresora y simular una avería. Insistió: ¿sabe usted qué es una Termomix? Uff, implorar a la existencia de otras personas que esperaban ser atendidas no servía ya que era la única criatura que en esos momentos estaba en la oficina. Entonces se me ocurrió montarme una batallita, “¡claro que conozco la Termomix, toda mi familia la tiene, mi madre me la regaló!”. Mentira cochina, pero cuando empezó a explicarme las bondades de la maquinita (“que sólo cuesta 1000 euros”) me di cuenta que me encontraba ante una profesional. Y poco parecía importarle que ya tuviese una.
Cuando daba por ganada la batalla me soltó la primera bomba, “¿y cuántos años tiene tu Termomix, qué modelo es?”. Joder, sólo se me ocurrió, “un montón”.Y entonces remató la faena, estaba perdido, “pues genial, porque ahora tenemos una promoción y te la cambiamos por el último modelo con un descuento de 300 euros. Lo puedes pagar en cómodos plazos a 25 euros al mes, aunque claro, siendo funcionario seguro que no lo necesitas...¿qué día me puedo pasar por tu casa? Y puedes quedar con tus compañeros para que vean lo útil que es...”.Tocado y hundido. Esta mujer es un peligro

Para que luego digan que no tenemos inquietudes


Aunque no lo crean los funcionarios pueden llegar a tener inquietudes ( al margen de la subida salarial o el incremento de los permisos para tomar café) e incluso algunos se atreven a mejorar su formación y dedicar gran parte de su tiempo libre a realizar cursos y asistir a jornadas. Con más lentitud que en la empresa privada lo cierto que desde hace unos años algo se está moviendo dentro de la Administración para que los funcionarios se vayan adaptando a los nuevos tiempos y los esfuerzos se centran en la mejora de la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos. Se está produciendo un cambio para que la promoción interna y lo ascensos (que ahora son en “horizontal y vertical”) no se midan exclusivamente en función de la antigüedad o de unos exámenes.
Debido a esto los funcionarios sufrimos un bombardeo constante de ofertas formativas, sin embargo el resultado final puede llegar a ser muy decepcionante ya que es más fácil tener cuatro aciertos en una Primitiva que tener plaza en uno de estos cursos. Las organizaciones sindicales, por ejemplo, sacan más de cien mil plazas, un número acojonante, pero si tenemos en cuenta que hay más de tres millones de funcionarios la cifra pasa a ser testimonial.
A mi la lotería me tocó hace unos días. En las últimas semanas he sido uno de los privilegiados y he podido formarme (o la menos intentarlo) junto con otros catorce compañeros. He tenido suerte. Durante dos semanas apenas he tenido unos minutos para salir del trabajo y desplazarme a otro municipio, hacerme algunos kilómetros y meterme en un aula hasta las nueve de la noche.
Mañana estaré mejor formado...o al menos eso intenta el INAP pero, ¿quién forma a los ciudadanos?

Más irresponsables que los funcionarios


Además de ser una de las siete plagas de la humanidad es preciso recordar que existen ovejas negras en todos los colectivos y en todas las familias. Somos vagos, holgazanes, ricos y en general unos enchufados. Por si fuera poco en estos tiempos de crisis hay quienes nos señalan como culpables del desatino económico e incluso surgen voces de imbéciles que proponen el despido masivo del personal de la administración. Y parece que detrás de toda catástrofe hay un funcionario (o al menos su fantasma); por ejemplo, en el accidente de Spanair hay insinuaciones entre sus causas respecto al diseño del trazado de la pista, de los terrenos colindantes, de las inspecciones de Fomento...Y los ejemplos son innumerables.Así pues he decido poner como ejemplo de que la ineptitud no es exclusiva de los funcionarios sobre un incidente que sucedió hace unos días en Estados Unidos donde los pilotos de un avión se quedaron dormidos y se pasaron de largo el aeropuerto de destino. Y lo más curioso: la empresa y las autoridades han decidido perdonarles y ajustarle los horarios para que tengan más horas de descanso.

Ooooooooh, qué sueñito.

Objetivos "vitales" de ETA


Mientras ayer se me caía el alma al ver las declaraciones realizadas por el hijo del último ser humano y funcionario asesinado por ETA no pude evitar pensar varias cosas. Por un lado en la escena en la que Asier, Mikel o Aritz se felicitaban unos a otros y brindaban con chacolí por los cojones y valentía al cometer una nueva masacre y un nuevo asesinato. Valientes de cojones, sí señor. Mando a un gudari colaborado de la causa a que vaya por un paquete, a otro por un coche, a otro le digo que lo aparque y bom. Ya tenemos a otro luchador de la patria vasca con la medalla de salchichón libertaria colgada. Otro héroe que cuando la palme entrará por las grandes puertas del paíso vasco. Ya sabéis, los fundamentalistas islámicos encuentran una veintena de vírgenes y los etarras un bocadillo de chistorra y un pasaporte vasco. Insisto, mientras ayer casi toda España pensaba en el pobre hijo de un pastor segoviano brutalmente asesinado otros tantos respiraban satisfechos por el daño infligido a los "españoles que nos oprimen". Con dos cojones.
El siguiente pensamiento fue algo más objetivo. ¿Qué importancia estratégica tiene matar a este señor que estaba de vacaciones en Santoña? Pero claro, enseguida me vinieron a la mente una larga lista de asesinados que suponían "serias" amenazas a la independencia (o a lo que sea porque yo no me entero) del pueblo vasco: un peluquero de Granada, unos inmigrantes que dormían en la T4, unos cuantos niños de Vic, algunos sindicalistas...y claro, por extensión, hasta un funcionario de mierda como yo tiene papeletas para que estos héroes con su acostumbrada valentía me manden al carajo.
Esta es la lista de los que ayer tomaron más chacolí de la cuenta celebrando sus triunfos.

Los excesivos privilegios de los funcionarios
















En la imagen se aprecia a un funcionario del ayuntamiento de Málaga, más quemado que la pipa de un indio. El motivo es que después de haber recibido durante los últimos ocho años diversas ayudas económicas recogidas en su convenio colectivo una sentencia del TSJA ha decidido anular todos esos "privilegios", es decir las compensaciones económicas tan habituales en todos nuestros convenios y en la de la mayoría de las administraciones.
Ahora esta decisión judicial ha corrido como la pólvora entre sindicalistas y funcionarios que temen la extensión de otras denuncias similares. A su vez más de un político en plena fase de negociación del convenio se frota las manos y pide la copia literal de la sentencia.
Hay un detalle la mar de curioso que se escapa de esta información y que yo os pienso revelar: la denuncia fue presentada por Carlos Rubio, que apenas unos meses después pasó a trabajar en el propio ayuntamiento de Málaga (al que denunció) como personal de confianza del alcalde...ambos del PP. Todo incomprensible, a no ser que exista alguna trama ajena a nuestros limitados ojos y razonamiento para que mientras el alcalde le da el gustazo a sus funcionarios sus propios compañeros de partido y batallas denuncien los acuerdos.
Yo, por si acaso, pienso reclamar gafas y prótesis de lo que sea antes de que me quiten mis "privilegios".

Los puestos que NO queremos los funcionarios


Con la que está cayendo y teniendo en cuenta que la mayoría de los mortales nos odia porque nos considera unos privilegiados que estamos todo el día rascándonos las pelotas hay determinados departamentos, administraciones y destinos que no se los recomendaría ni a mi peor enemigo. Ejemplos muchos, empezando por la administración de Justicia y esos centenares de cuchitriles donde se apiñan miles de expedientes y los compañeros tienen unas condiciones laborales bochornosas.
Nuestro amigo El Funcionata, desde su simpático blog nos sorprende habitualmente con las putadas, dignas de una película de Cantinflas, que sufre en sus propias carnes. Ahora le han dejado sin agua potable, aunque antes le sustrajeron los extintores, los ordenadores, las impresoras e incluso el mobiliario.
Puedo poner otros ejemplos de destinos idílicos de la administración. ¿Cómo estará el único funcionario encargado de llevar los expedientes de la Memoria Histórica? Supongo que jodido y sobrepasado por los 600 expedientes que se le acumulan por doquier.
Y tampoco puedo olvidar a los 10 guardias civiles, ese peaso contingente, que el gobierno español en un acto de generosidad sin límites ha decidido enviar a Georgia para que pongan freno al ejército ruso, que deben estar acojonados.
Y seguro que vosotros conocéis más lugares idílicos para trabajar como funcionario.

Demasiado confiados o tontos del haba


Es una escena que se repite todos los días: “¡¿que debo varios años del impuesto de vehículos?! ¿de qué vehículo?...¿de ese?...¿pero si no lo tengo desde hace seis años?”. Y luego, como es habitual, llegan los reproches y las directas o indirectas insinuaciones a que todo se debe a que el funcionario de turno es gilipollas y un inútil que no se entera.
Tras un exhaustivo análisis de la situación (por la que estoy dispuesto a pedir un aumento del periodo vacacional o me daré de baja por depresión) en el 75% de los casos esta “falta de sintonía” con el contribuyente/ciudadano se debe a las siguientes causas:
1.- La criatura vende o regala su coche a un amigo íntimo o pariente cabrón, “que me dijo se encargaría de todo el papeleo y que pagaría todos los impuestos”. Pues no, el bendito amigo o familiar no hizo nada. Living la vida loca.
2.- Le roban el coche o se pega una piña digna de un capítulo de Tarantino. Puso la denuncia o el seguro le indemniza y se compra un coche nuevo. ¿Y el papeleo? “Ah, pues a mi nadie me dijo nada”.
3.- El extranjero listo de cojones y más europeo que la banderita azul que transfiere el coche a su país y se queda tan ancho. Y luego viene con el típico, “¿cómorrrrr? ¿qué el gobierno de España no está conectado a los ordenadores de Tráfico de la Gran Bretaña o del Reino de los Países Bajos? Pero si nada más llegar a mi país yo se lo dije al policía de aduanas. Desde luego esto es un país tercermundista” (y todo esto te lo dicen en inglés, of course). Benditos civilizados.
Aunque también hay casos excepcionales, cuando la DGT por “error en la transferencia de datos” (excusa con la que suelo quedar impoluto de toda culpa) vuelve a dar de alta un coche que se vendió hace diez años o cuando aparece en la base de datos un vehículo que tuvo un accidente con Franco hace 35 años...pero esto os lo contaré en otro momento.
Por ahora, “aquí tiene su recibo...con su correspondiente recargo, costas e intereses”.

FREEDOM FOR THE LOBSTER


Nunca imaginé que las páginas enlazadas desde este lugar fuesen tan peligrosas. Diversas asociaciones para la defensa de los bogavantes se han puesto en contacto conmigo manisfestando su indignación por la reseña del fantástico Sevach, que hace unos días pedía la declaración como bien de interés cultural del arroz con bogavante. Iniciativa que apoyé incondicionalmente.
Lo que ha molestado a "Freedom for the Lobster" y a la "Western Rock Lobster Development Association" han sido básicamente dos cosas: que Sevach defienda la necesidad de utilizar bogavantes "vivos y no disecados" (como sigue manteniendo en su web) para hacer este exquisito arroz y que, dado el lugar de elaboración de la receta, ambas asociaciones tienen la sospecha de que los bogavantes utilizados no proceden del condado de Maine, en Massachusetts. Por lo tanto no estarían homologados ni criados conforme a los estándares de calidad habitual en este lejano lugar.
Además "Freedom for the Lobster" aboga por la utilización de sucedáneos que acaben de una vez por todas con la cruel matanza de estos animalitos, cuyo sufrimiento alcanza lo impensable cuando se cuecen vivitos y coleando dentro del caldero. Y claro, me cuesta imaginar el sabor de este arroz caldoso si en vez de usar bogavantes le ponemos palitos de cangrejo o tofu con sabor a gamba.
Ambas ONG´s me invitan a que elimine el enlace a la página de Sevach y a que pida disculpas públicas a todos los bogavantes y bogavantas a los que he podido herir la sensibilidad.
Dicho queda.

Peticiones atendidas y experiencias desagradables


Nini, en el comentario dejado en la entrada anterior, y otros tantos compañeros me han estado relatando sus experiencias al borde de la muerte tras narrar mi experiencia con el sujetador asesino y los sujetadores-contenedores. Además de los maleducados también están los que nada más abrir la oficina a las nueve de la mañana ya están borrachos o llevan un tufillo extraño como si el agua les produjera urticaria.
Para comprender un poco más este tipo de experiencias desagradables (imagino que habituales para todas aquellas personas que atienden al público, sean o no funcionarios) he decidido colgar el vídeo de una criatura que sensibilizado con el cambio climático decide utilizar los mismos calcetines día tras día.
Y en vista de que este blog es seguido habitualmente por un 62% de mujeres a las que imagino no les hará ni puñetera gracia las fotos que suelo publicar de chicas casi desnudas o con grandes pechos les dedico la imagen de estos simpáticos muchachos en paños menores.
¡Ea, a disfrutar!

El sujetador asesino y otros usos

A medida que pasan mis días de funcionario descubro que prácticamente cualquier cosa puede suceder en la atención al público. Si pongo una cámara oculta me forraría pero seguiré los sabios consejos de Sevach y por ahora me quedaré dentro del margen de la Ley. En los últimos días he tenido varios incidentes en los que el sujetador ha sido el protagonista.
Ayer, atendía a una mujer entradita en carnes y más apretada que las tuercas de un submarino. Simpática, sin complejos y con un gran escote. Poca ropa sobre su cuerpo para combatir los calores veraniegos. En un momento dado y en tan sólo décimas de segundo una de las tiras del sujetador se rompió y salió disparada como cuando jugaba de niño con las gomitas, pasando cerca de mi cara y esquivando el latigazo con un acertado movimiento al más puro estilo "sálvese quien pueda". Instintivamente la única exclamación que salió de mi boca fue "¡coño con el sujetador de los huevos, casi me da!". La risueña mujer se encendió como la antorcha olímpica y nos pusimos a reir. Pero fueron sólo unos segundos. Como si le arrancásemos una de los enganches del puente de San Francisco, o una de las patas de la torre Eiffel, casi al instante el resto del sujetador comenzó a desplazarse hacia abajo en la parte de donde había salido la tira asesina, dejando casi al descubierto las intimidades de la señora...que inmediatamente se agarró el pecho con la mano. Todo muy engorroso y peligroso.
Hoy mismo, bajo la secuela del sujetador asesino, ha llegado una señora de cuyo canalillo colgaban cosas. Y no he podido resistirlo, "perdone Sra., pero le cuelga algo de la camisa". Y la mujer abrió la camisa y me enseñó un paquete de tabaco, un mechero y un pequeño llavero, "es que si no me lo meto aqui lo pierdo todo".
He tenido más experiencias con sujetadores y sus usos alternativos (me refiero a mi puesto de trabajo)...y es que de vez en cuando siguen llegando personas mayores con el fajo de billetes dentro del sujetador.

Alternativas al canon por la lectura de este blog




Pedro, el entrañable y adorable autor del blog En serio y en broma, me envió hace unos días una magistral reflexión del escritor José Luis Sanpedro sobre el canon que estudian cobrar a las bibliotecas por la lectura de los libros prestados. O lo que es igual una nueva medida fascinante para fomentar la lectura en nuestro país.
Google me tienta todos los días para que introduzca publicidad en este blog. Resisto porque esta ayuda económica me es innecesaria ante mis elevados emolumentos como funcionario, además como ya he escrito en otras ocasiones, debería ser yo el que abonara alguna cantidad por codearme a diario con decenas de contribuyentes maleducados que enriquecen mi vida, y por ende este rincón, con sus gilipolleces y anécdotas. Soy masoca, lo reconozco.
Como alternativa al canon y a la publicidad directa de Google he decidido canalizar el poder del target de los lectores de este blog realizando gestos altruistas. En otras ocasiones recomendé páginas de ONG´s, especialmente las relacionadas con la concesión de microcréditos, pero esta vez quiero apoyar a una criatura que pese a la que está cayendo se le ha ocurrido la locura de abrir un negocio de diseño y venta de camisetas la mar de originales. No le conozco pero me consta que es el amigo de un amigo…y ya sabéis eso de que los amigos de mis amigos son mis amigos. No son prendas tan gamberras y locas como las de Seta Loca (cuya visita es altamente recomendable) pero al menos con las de este amigo se puede pasear por la calle y acudir a cualquier fiesta sin miedo a ser agredido.
Calculo, en base a las millares de visitas que pululan por este blog y al alto poder adquisitivo de las mismas (hablamos de un lector situado entre los 35 (yo mismo) y los 65 años (Pedro), con un nivel económico medio-alto, funcionario de postín y por lo tanto rico de cojones) que en una semana el colega de las camisetas habrá incrementado sus ventas en un 6000%, tendrá que contratar a unos cuantos sin papeles para doblar la producción y abrirá en unos meses tiendas por todo el mundo.
¡Que tiemble Inditex!...Suerte al de las camisetas.

Funcionarios chinos: medalla de oro.

Como este blog ya hiere bastante la sensibilidad de los mortales y el cupo de dar morcilla lo tengo totalmente completo me es imposible reproducir el vídeo colgado por mi buen compañero de fatigas el Funcionario´s Blog, de índole erótico festivo (el vídeo, no mi compi) donde nos muestra una fantástica bici-consoladora que ya desde este mismo foro propongo regalar a la ciclista española que se presentó dopada a la Olimpiadas.
Atendiendo a la amplia audiencia infantil que lee todos los días este blog he preferido colgar las imágenes de la funcionaria china ganadora de la medalla de oro en los juegos olímpicos de los funcionarios, celebrada unos meses antes que los actuales con el fin de seleccionar a los compañeros más preparados para sellar las órdenes de expulsión de quienes reclaman más derechos humanos.

Sembrando fama


Mis sabios y ancianos compañeros suelen decir con acierto que los experimentos sólo deben hacerse con gasesosa. Este comentario sale cada vez que algún iluminado hace modificaciones en las bases de datos, en los padrones de recibos o simplemente en el interruptor del aire acondicionado, pero esta reflexión podemos llevarla a todas las parcelas de la vida.
Precisamente a algún visionario se le ocurrió averiguar si los aspirantes a policía nacional tomaban algún tipo de droga. Bueno, la verdad es que para matar la curiosidad no está mal pero el problema es que al mismo lumbreras se le ocurrió filtrar los datos a la prensa.... y entonces el experimento se sale de madre. Porque al principio la noticia es muy graciosa y da lugar a muchos comentarios jocosos pero me da que a nadie se le ha ocurrido pensar que este tipo de filtraciones también sirven para cargar sobre unos funcionarios que en la mayor parte de las ocasiones hacen su trabajo en condiciones precarias, con honestidad, poniendo en riesgo sus vidas y con unos sueldos dignos de la república de Burundi.
Puestos a organizar experimentos me encantaría analizar la sangre de los ciudadanos que entran en las dependencias municipales...y así todos podríamos descojonarnos.

El sexo de los funcionarios. Capítulo III.


Si es que me lo ponen a huevo y encima me alegran los lunes. Quienes siguen este humilde blog sabrán de mi admiración por la historia de amor del funcionario de prisiones que fue pillado con las manos en la masa (u otra cosa) mientras le hacía una felación a un preso. Sigo con interés esta aventura porque como ya dije en su momento son millares las visitas que llegan hasta aquí tras teclear en algún buscador las palabras SEXO + FUNCIONARIO.
Una vez más EL MUNDO nos da una lección magistral de periodismo de investigación y nos desvela que la historia del glotón y enamoradizo funcionario de prisiones tiene para rato.
Para teorizar sobre el asunto me quedo con uno de los geniales comentarios añadidos en su momento a esta fascinante historia de amor: bien pudiera ser que esta felación fuese una demostración práctica sobre lo que se considera otorgar al ciudadano un servicio de calidad propio de una administración del siglo XXI.

Los superfuncionarios holandeses


En este mismo foro he mostrado cierta manía por los ingleses, especialmente aquellos que llevan muchos años viviendo con nosotros y no son capaces ni de dar los buenos días en español. Como ya he contado donde vivo los hijos de la Gran Bretaña forman auténticos guetos, con sus supermercados, bares y pubs. Sin embargo en las últimas semanas mi hincha también alcanza a los holandeses, todo un ejemplo de tolerancia y civismo.
Hace unos días tuve que requerir la presencia de la policía local. Un holandés de doscientos kilos y su esposa pretendían comerse a una compañera. Se había acercado a nuestras dependencias indignados porque se habían enterado que en España todos los propietarios de viviendas deben pagar anualmente el IBI y la tasa de basura. Llevaban cinco años sin hacerlo, acumulando deudas y sus correspondientes recargos. Estaban muy cabreados porque, según ellos, nunca nadie les había informado de nada. La cosa es que desde el principio dos compañeras estuvieron explicándoles en perfecto inglés qué tipos de impuestos debían pagarse, plazos, los recargos y formas de pago. Pero nada, cerrados en banda se negaban a pagar nada o como mucho pagar las cantidades iniciales (desde el año 2003) sin recargos, ni intereses ni costas. Llegados a este punto los amigos holandeses se negaron incluso a hablar en inglés. Tan sólo balbuceaban que como estábamos en la Unión Europea debíamos hablar holandés ya que los funcionarios de los Países Bajos llegaban a dominar hasta doce idiomas. Y finalmente la historia se complicó con insultos, amenazas y gritos de “racista” (que sabían muy bien decir en español) hacia la compañera. Y sucedió algo realmente curioso: la mujer sacó su móvil y amenazó con llamar a la policía nacional para denunciar que éramos todos unos racistas. A lo que inmediatamente reaccionamos llamando a la policía local. Pero lo más sorprendente es que la mujer habló perfectamente español con todos los agentes.
Unos días después un millonario holandés también se mostró indignadísimo por un recargo de plusvalía de cinco mil euros que desconocía y que no se le pudo notificar porque hacía más de diez años que cambió de domicilio y nunca lo notificó. Al indicarle que debía haberse puesto en contacto con el departamento de recaudación para actualizar sus datos respondió que “en Holanda un funcionario le da con el zapato a un botón rojo e inmediatamente sabe dónde están realmente viviendo los ciudadanos”.
Le he pedido a los informáticos, a Pepe para más señas, que me instale inmediatamente el botón rojo de los cojones.

Los 45,08 euros de la vergüenza


No es un hecho aislado pero la llamada de ayer fue la gota que colmó el vaso. Señora mayor con acento francés. Muy indignada me manifestó que le había llegado la carta de pago de la tasa anual de basura doméstica y le parecía un abuso sin precedentes. Para esta mujer todos éramos unos chorizos que nos estábamos enriqueciendo a costa suya y de todas sus vecinas, con las que por cierto había estado hablando y se había proclamado como portavoz. Al escuchar la ristra de insultos e improperios lo primero que pensé es que a esta santa mujer le había llegado una liquidación de basura industrial en vez de basura doméstica, que suelen ser mucho más elevadas y en ocasiones se emiten por una errónea transferencia de datos con la dirección general de Catastro. Pero no. En pantalla vi que su recibo anual de basura era de 45,08 euros, o lo que es igual menos de 4 euros mensuales por la prestación de un servicio de limpieza y recogida de basuras, reciclaje, transporte a una planta de transferencia que está a más de 80 kilómetros y diversas campañas de concienciación. En definitiva un servicio público que en nuestra ciudad es altamente deficitario. Personalmente esta cantidad me parece ridícula teniendo en cuenta que es la cuota anual correspondiente a las viviendas tipo piso o apartamento sean de los metros cuadrados que sean.
Superada la perplejidad quise saber por qué razón a la señora indignada le parecía esta cantidad desproporcionada. Y la respuesta la encontré en París, donde según me explicó, los basureros le recogían gratuitamente la basura en la puerta de su casa mientras que aquí le cabreaba en exceso tener que llevarla hasta el contenedor. Ante semejante argumento he decidido ilustrar esta entrada con una linda imagen de los basureros de París recogiendo, casa por casa, la basura en los suburbios de esta ciudad.
Pues a París la mandaba de una patada en el culo.

Historias de un funcionario-grumete


He regresado sano y salvo, que no es poco. Mi aventura por las islas baleares buscando medusas ha sido un fracaso porque no hemos visto ninguna. Todo parece indicar que la causa de esta misteriosa ausencia se ha debido al viento, al descenso de la temperatura del mar, a las corrientes y a que no tenían el más mínimo interés por ver a un funcionario con aspecto de foca monje.
Sin medusas la experiencia ha sido maravillosa. Navegar a vela por Formentera, Ibiza y Mallorca ha estado francamente bien. Desde luego es algo que debe gustar o de lo contrario lo mejor es no salir de casa. Un barco a vela se mueve más que las maracas de Machín, esté o no el mar como un plato. Tampoco es un crucero y por lo tanto hay que olvidarse de camarotes espaciosos, el casino o un baño parecido al que podemos tener en casa. Sin embargo, al otro lado de la balanza tenemos un océano de sensaciones: parar donde y cuando te plazca, descubrir calas desiertas, navegar con la única ayuda del viento y sumergirte dentro de un ambiente marinero peculiar plagado de personajes interesantes.También he descubierto en este viaje iniciático que al mar la crisis no ha llegado. Nos hemos cruzado con miles de barcos y hemos permanecido atracados en puerto o fondeados en calas rodeados por centenares de embarcaciones con sus correspondientes personajillos. Y no hay crisis. Creo que nuestro velero era uno de los más humildes y sencillos, pero el coste medio de los barcos que teníamos a nuestro alrededor superaba con creces los 600.000 euros. Y siempre hemos tenido cerca algunos yates cuyo precio llega hasta los 20.000 millones de las antiguas pesetas y con más de 50 personas de tripulación. No hemos visto medusas pero nos hemos cruzado con Ronaldo, con el dueño del Circo del Sol en un espectacular velero, con jeques árabes y con multitud de ex mujeres de famosos hinchadas con grandes flotadores bajo sus tetas.

Por cierto, he descubierto que las olas y el mar no hacen buenas migas con las cámaras digitales. Esta ha sido la única fotografía que se ha salvado...tendré que repetir el próximo año.

Más vacaciones


Un vistazo a mi anterior entrada os dará una idea de que he estado sometido a demasiado estrés, un peligro inconcebible e inhumano para un funcionario de pacotilla como yo. Por esta razón he decidido irme de nuevo de vacaciones. Esta vez me embarcaré unos días en un velero de investigación oceanográfica para estudiar las migraciones de las medusas en las islas baleares.
De todas las actividades recogidas en el programa de formación interdepartamental del 2008 este es el que mejor se adapta a mis necesidades...si sobrevivo a las medusas seguro que soportaré a los contribuyentes cabreados, ciudadanos enemigos de los funcionarios y a mi jefe.
Prometo alguna foto cuando regrese...si regreso.

Embargar nóminas: una profesión de alto riesgo


Lo que más cabrea a un contribuyente es que se le embargue su nómina. Y a mi ayuntamiento le ha dado por ejecutar este procedimiento por centenares, ¿resultado?, pues una tensión sin parangón entre todos los funcionarios que debemos atender a los indignados ciudadanos y la sensación de que en cualquier momento entrará algún tipejo con un cuchillo jamonero y nos cortará las pelotas o los pelotos.
De los tres embargos posibles (nómina, cuenta corriente y casa) el que afecta al sueldo mensual se lleva el premio. Nada molesta más. Si a esto le añadimos que en la mayoría de los casos el susodicho no tiene ni idea de las deudas que se le reclaman (fundamentalmente porque se las hemos estado notificando a una dirección antigua que nunca llegó a actualizar) y que las cantidades suelen ser considerables...pues imaginad. La principal causa de la irritación se debe a su proyección laboral. Y es que nada más llegar el mandamiento de embargo a la empresa lo que suele acontecer es que el departemento de personal correspondiente te gratifica con una llamada de teléfono para darte la buena noticia. Esto si tienes departamento de personal porque si trabajas para una empresa familiar es muy probable que contacte contigo tu suegro para preguntarte directamente por qué coño no has pagado lo que debes.
Lo siguiente es fácil de imaginar; llamada de teléfono a mi departamento aderezada de insultos y amenazas y la posterior visita en la que el sujeto deudor suele aparecer acompañado de su amigo "que es abogado y os vais a cagar" o del portero de discoteca ucraniano con cara de pocos amigos (al menos amigos vivos).
Para que luego digan que la nuestra no es una profesión de riesgo.

Vamos a fijarnos en los suecos


Como no podía ser de otra manera ya se está organizando un movimiento contrario a la jornada laboral de 65 horas semanales (¡65 horas ni de coña!), propuesto como ya conté en este mismo foro, por los hijos de la Gran Bretaña. Lo llamativo de esta iniciativa es que lejos de quedarse en el mero pataleo ha surgido una corriente en la que nos proponen seguir el ejemplo de los suecos, o lo que es igual: trabajar menos y ganar más.
Pásalo.

Fichar para pipí, popó, fumar, sacarse los mocos, perseguir a las compañeras de trabajo y otras actividades ilícitas

Con la sana intención de marcarse un "tanto" que contente hasta el orgasmo a los ciudadanos el ayuntamiento de Torremolinos ha decidido que sus funcionarios pasen a fichar cada vez que quieran ir al baño, fumarse un cigarro o "comprarse una chocolatina", según informa hoy mismo el diario SUR.
Como no ha sentado bien esta medida en vez de acudir a la maquinita en cuestión ahora permiten que simplemente se le notifique al jefe de servicio correspondiente. Bueno, vale, veamos, esta medida aparentemente sirve para vender a los vecinos la buena gestión de su alcalde, que controla hasta el extremo a sus funcionarios en un afán por controlar el gasto público, la productividad y bla bla. Es una iniciativa que cabrea a los funcionarios y alegra al resto pero el problema es que propicia la idea de que estamos todo el día con la próstata alegre, el puro habano de lenta combustión y en la maquinita de las chocolatinas gratuitas.
Podríamos darle una medalla.

El retorno y encuentro con los sufridos contribuyentes


Haré caso omiso a quienes me han pedido que cuente cómo han ido mis vacaciones. A estas alturas lo único que me falta para que me declaren ciudadano non grato y me quemen el coche es que encima de ser funcionario les muestre que tengo vacaciones y que encima me lo paso bien. Todo a su debido tiempo. Tampoco puedo poner muchas fotos ya que en la mayoría salgo desnudo y la ONU obligaría a Google a cerrar el blog y Estados Unidos me mandaría a Guantánamo.
Para ganarme la simpatía de los ciudadanos les diré que mi viaje ha sido una incursión lúdica con el único propósito de conocer cómo viven los funcionarios de otros países. De Grecia os diré que lo están pasando francamente mal con lo del tabaco, una costumbre tan popular como nuestra paella. No terminan de asumirlo y un tufo de mala leche impregna los despachos. Y en Turquía se afanan por mejorar para entrar en la Unión Europea. En fin, que ahora me incorporo al trabajo y siento que tengo depresión postvacacional, quizá deba darme de baja e irme al balneario de La Toja.
A mi regreso me he encontrado con unos personajes la mar de simpáticos y que bien merecen una entrada. Veréis, dos días antes de que en mi oficina se emitan los recibos del temido IBI (o lo que es igual la famosa “contribución”), ya había colas para recoger las cartas de pago y volar al banco más cercano para pagarlos. Y por más que les decía a los vecinos ejemplares que no había prisa por pagarlos y que el plazo voluntario finaliza en octubre todos me respondían lo mismo: “el que paga descansa”, o “yo es que si no lo pago ya no duermo tranquilo”. Y esta actitud en los tiempos que corren me fascina.
Para ellos, y para todos vosotros mi pitufito de carne mechada matutino y un buen café...y una fotito del viaje. De Kéfalos, un lugar precioso.

Vuelva usted mañana...


Pues nada, que el funcionario "tocapelotas" se va de vacaciones. Desde que supe lo de las 65 horas semanales he tenido varios ataques de ansiedad y he decidido irme de vacaciones a Grecia y Turquía. En la playa de la foto (en la isla de Zakynthos) pensaré si me tomo una baja por depresión a mi regreso. Demasiado estrés...
Para que no cunda el pánico os recomiendo visitar las nuevas incorporaciones de los links. Y si os echo mucho de menos buscaré un ciber y os escribiré. Y siempre os queda releer mis anteriores entradas.
¡A vuestra salud!

Las "miembras" del congreso reducen su jornada laboral


La ministra "miembra" del Gobierno me lo ha puesto a huevo pero al leer la genial entrada de Sevach lo más sensato es hablar de otras cosas de funcionarios, cuya actualidad es inagotable. Asustado por la iniciativa británica para aumentar la jornada laboral a las 13 horas diarias hoy la paz a regresado a mi vida funcionarial al constatar cómo nuestros queridos parlamentarios lejos de apoyar esta locura están pensando en reducir su jornada a dos días. Si hago cuentas dos días sumarían 48 horas frente a las 65 horas semanales que proponen los hijos de la Gran Bretaña, por lo tanto dudo mucho que finalmente nos incrementen la jornada laboral.
Debemos agradecer que los diputados sean tan considerados con las reivindicaciones laborales mostrándonos su apoyo reduciendo su jornada y manteniéndose el sueldo de 4000 euros mensuales. Porque claro, lo jodido de la reducción de jornada es que conlleve una merma en el sueldo.
Por cierto, al margen del sueldo las otras "ventajas" tampoco están nada mal: "Cada uno de los 350 diputados del Congreso tiene derecho a un portátil, una PDA (agenda digital con teléfono valorada en unos 600 euros) y una tarjeta para taxis con un fondo de 250 euros al mes. Sin olvidar que tiene despacho con otro ordenador y una tercera computadora en su escaño. El presidente del Congreso, los ocho miembros de la Mesa y todos los portavoces de los grupos parlamentarios tienen derecho además a un coche oficial, un Audi A-6. Las dietas por viaje oficial son de 120 euros/día.", afirma 20Minutos.
Gracias, Sres diputados.
Nota: en la foto Curro Jiménez, al que propongo como representante sindical en Bruselas para defender nuestros derechos.

Los "simpáticos" hijos de la Gran Bretaña


Primero se quedaron con Gibraltar y ahora nos quieren fastidiar la siesta. Gracias a nuestros simpáticos amigos ingleses Europa va rumbo de establecer la jornada laboral en 13 horas diarias, o sea 65 semanales. Ahora que las nuevas tendencias apoyadas por expertos habían determinado que debían cambiarse los conceptos relativos al trabajo para primar la satisfacción del trabajador y la productividad sobre el tiempo llegan los hijos de la Gran Bretaña y nos cuelan que debemos trabajar hasta morir. Y entonces empiezo a entender por qué la mayoría de los ingleses que vienen a la oficina ya están cogorzos a primera hora de la mañana: para olvidar que deben regresar a sus campos de concentración cuando terminen las vacaciones en España.
No entiendo nada. Desde luego nuestros representantes europeos poco han pintado en este asunto (pese a que somos los precursores en el mundo mundial de la Alianza de las Civilizaciones) y poco van a pintar.
Una jornada tipo con el nuevo sistema europeo sería entrar a las ocho de la mañana, salir a las cuatro de la tarde, volver a entrar a las seis y salir a las once la noche.
Y mientras tanto los americanos premian a sus trabajadores con más tiempo libre, precisamente porque mientras más tiempo estén las criaturas descansando más invertirán en ocio, en compras, en la economía del país…serán más felices y rendirán más.
Mi club de envidiosos pensará qué cojones hace un funcionario de mierda, con 35 horas semanales, opinando sobre este asunto, pero es que me viene a la cabeza ese refrán de “cuuando las barbas de tu vecinos veas cortar pon las tuyas a remojar”.