Fichar para pipí, popó, fumar, sacarse los mocos, perseguir a las compañeras de trabajo y otras actividades ilícitas

Con la sana intención de marcarse un "tanto" que contente hasta el orgasmo a los ciudadanos el ayuntamiento de Torremolinos ha decidido que sus funcionarios pasen a fichar cada vez que quieran ir al baño, fumarse un cigarro o "comprarse una chocolatina", según informa hoy mismo el diario SUR.
Como no ha sentado bien esta medida en vez de acudir a la maquinita en cuestión ahora permiten que simplemente se le notifique al jefe de servicio correspondiente. Bueno, vale, veamos, esta medida aparentemente sirve para vender a los vecinos la buena gestión de su alcalde, que controla hasta el extremo a sus funcionarios en un afán por controlar el gasto público, la productividad y bla bla. Es una iniciativa que cabrea a los funcionarios y alegra al resto pero el problema es que propicia la idea de que estamos todo el día con la próstata alegre, el puro habano de lenta combustión y en la maquinita de las chocolatinas gratuitas.
Podríamos darle una medalla.

4 comentarios:

Jarto dijo...

El Gran Hermano Administrativo te vigila.

Funcionario's blog dijo...

Nunca he entendido igualar a los currelas por las peores condiciones posibles.

Tiene toda la pinta de que estos son peperos que creen que la gestión privada lo hace todo mejor, más barato y en menos tiempo (el típico tópico de bueno, bonito y barato).

A ver si también obligan a fichar a los políticos, para que los ciudadanos puedan controlar su gestión...

Marta dijo...

Yo es que no entiendo esta falta de confianza, si creen que alguien no vale, pues que le despidan, pero no que conviertan el trabajo en un jardín de infancia.

Anónimo dijo...

Ah, ¿pero hay que fichar? ¿Conocéis a alguien al que le hayan echado una reprimenda por no fichar al desayunar, por ejemplo, o que le hayan pagado menos al final de mes?

xD