Se busca funcionaria extraviada


Este es un mensaje de servicio público de este blog. "Asi", una preciosa pastor alemán desapareció hace unos días asustada por una tormenta. No parece una huida lógica teniendo en cuenta que pertenece a un cuerpo de élite dedicado a la búsqueda y localización de explosivos pero un mal día lo tiene cualquiera.

A "Asi" la podemos considerar una funcionaria: trabaja para la Guardia Civil, superó unas duras pruebas de acceso, tiene su horario (flexible), se encuentra alojada en dependencias del estado y gozará de mimos y cuidados cuando pase a la jubilación.

7 comentarios:

Marta dijo...

No, no, lógico no parece, un funcionario que desaparece??? A ver si se ha ido con Curro al Caribe?.

Edu dijo...

Ay, si las funcionarias de mi departamento fueran como ésa que ha desaparecido, me pedía una excedencia para ir a buscarla al fin del mundo.

O no.

Funcionario's blog dijo...

Vaya, ya nos dirás si aparece o no. ¡Qué putada!

Anónimo dijo...

Espero que tuviera puesto un "chip" y que a estas alturas ya haya aparecido Por favor, que no paren hasta encontrar a esa preciosidad que además realiza un trabajo tan importante. Funcionarios como ella son un orgullo para todos.

Pedro dijo...

No nos dices la zona en que desapareció...
¡Ojalá aparezca pronto!

Jajaja dijo...

Dada la época en que estamos, probablemente estará gastando las vacaciones y los moscosos que le quedan este año.

Terly dijo...

Con mis mayores deseos de que pases tú y tu familia unas felices Navidades.
Un abrazo

VILLANCICO DE NAVIDAD

Fue un día veinticinco de Diciembre,
cuando nació el Niño Jesús en Belén,
¡Qué frío más grande el de aquella noche!
se helaron los charcos y el pozo también.

María y José cantaban al Niño
canciones más viejas que Matusalén
y los pastorcillos con gracia sonaban
zambombas, panderos y hasta la sartén.

Mientras la mula y el buey resoplaban
y daban calor al Rey en los pies,
los Magos le dieron valiosos regalos
de oro, incienso, mirra y dijeron, amén.

Una estrella brillaba en el cielo
que iluminaba toda Jerusalén,
¡anuncio de Dios que a todos traía
un mensaje de amor, de paz y de bien!...

Terly