Privilegios de los "no-funcionarios"



Asumiendo que somos malos malísimos. Envidiados y odiados. Cada funcionario un demonio que fustiga sin piedad al resto de los mortales y unos cochinos privilegiados...hoy dedicaré esta entrada a Endesa y a sus 30.000 trabajadores.
El anuncio de Endesa es impecable. Precioso y manipulador. Una exagerada campaña publicitaria que "coincide" con el anuncio de la subida de las tarifas (muy por encima de nuestros sueldos) y de los ajustes extraños (para ganar más) de la tarifa nocturna. Paralelamente desde varios sectores se han ido realizando filtraciones interesadas sobre la subida de precios, primero se anunció un 20%, luego un 11% y ahora parece que se quedará en un 6%. Claro el efecto que causa entre los millones de abonados a Endesa es menor si primiero te dicen 20 y luego es 6. Aunque no deja de ser un abuso.
Observo que en pocas ocasiones (si acaso en alguna ampliación en Bolsa) Endesa ha puesto en marcha una campaña de tal calibre. Cada anuncio en televisión puede llegar a costar muchísimos millones de las antiguas pesetas y Endesa nos los está colando hasta en la sopa.
Y pienso, ¿no podrían destinar estos millones publicitarios en reducir el coste de nuestros recibos? ¿y si los empleados de Endesa dejan de tener gratis la electricidad no ahorraríamos todos? Pero luego dicen que los privilegiados somos nosotros.

2 comentarios:

peterlove dijo...

Campeón: los beneficios que arratran los empleados de Endesa-Gesa (en las Illes Balears) vienen de cuando esta era una empresa pública y su personal era mayoritariamente funcionario.

O sea, los funcionarios seguimos en el punto de mira.

Ya aprovecho para arremeter contra uno de los axiomas que más daño está haciendo a los paises industrializados (inculcado por una minoría contra la mayoría): lo privado lo hace mejor y más barato.

Puede que así sea, pero ese "más barato" se hace a costa de reducir el nivel de vida de una parte de la población, en favor de la minoría que controla dichas empresas.

Esto, sin contar los chanchullos de las adjudicaciones, que más se parecieron a los arreglos que hizo la mafia rusa cuando se privatizó la URSS con el establishment ruso que surgió de ese proceso, que no a unos procesos transparentes dignos de un sistema democrático y donde la base tuviese verdadera participación.

Por cierto, ¡EL PUTO ANUNCIO ES INSUFRIBLE!

Marta dijo...

Pues mira tu por donde que ahora no sé si estudiar las opos o tirar el currículum en Endesa!
Jolín, me parece que sigo con lo mío hasta que todo esto se aclare!!!