FREEDOM FOR THE LOBSTER


Nunca imaginé que las páginas enlazadas desde este lugar fuesen tan peligrosas. Diversas asociaciones para la defensa de los bogavantes se han puesto en contacto conmigo manisfestando su indignación por la reseña del fantástico Sevach, que hace unos días pedía la declaración como bien de interés cultural del arroz con bogavante. Iniciativa que apoyé incondicionalmente.
Lo que ha molestado a "Freedom for the Lobster" y a la "Western Rock Lobster Development Association" han sido básicamente dos cosas: que Sevach defienda la necesidad de utilizar bogavantes "vivos y no disecados" (como sigue manteniendo en su web) para hacer este exquisito arroz y que, dado el lugar de elaboración de la receta, ambas asociaciones tienen la sospecha de que los bogavantes utilizados no proceden del condado de Maine, en Massachusetts. Por lo tanto no estarían homologados ni criados conforme a los estándares de calidad habitual en este lejano lugar.
Además "Freedom for the Lobster" aboga por la utilización de sucedáneos que acaben de una vez por todas con la cruel matanza de estos animalitos, cuyo sufrimiento alcanza lo impensable cuando se cuecen vivitos y coleando dentro del caldero. Y claro, me cuesta imaginar el sabor de este arroz caldoso si en vez de usar bogavantes le ponemos palitos de cangrejo o tofu con sabor a gamba.
Ambas ONG´s me invitan a que elimine el enlace a la página de Sevach y a que pida disculpas públicas a todos los bogavantes y bogavantas a los que he podido herir la sensibilidad.
Dicho queda.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo entendido que la "Asociación protectora de la coquina de Huelva" tiene previsto hacer una macromanifestación en Madrid para reivindicar los mismos derechos que se le han reconocido recientemente a los simios. Faltaría más...

Anónimo dijo...

Norteamericanos tenian que ser. Les preocupa más los derechos de los bogavantes que los de sus propios vecinos. Y no digamos nada de los del resto del mundo.
Anda y que les den.... arroz con bogavante disecado

Sevach dijo...

Pues lo que hemos de reivindicar es una Asociación, o Plataforma, o ONG cuyo objetivo sea combatir las "entidades asociativas ridículas o nocivas", ya que en vez de ser de utilidad pública son gravemente nocivas para la salud, caso de la Asociación para la Protección del Bogavante americano o de la Sociedad para la degustación de la boñiga de búfala. Aunque cabe pensar que si están ocupando sus energías en tan "nobles" propósitos, afortunadamente no las emplean en incordiar en otros aspectos. En fin, que la libertad de expresión no se cierre ante el desatino, y que el rincón del funcionario nos siga alegrando con sus ingeniosos comentarios...

Funcionario's blog dijo...

Ahondando en lo anterior, yo propongo la asociación "Keep free the fridge" ("Mantened libre al frigorífico") o "Free Car Association" (Asociación para el coche libre) y que éstos puedan seguir el camino del bogavante.

Por supuesto, lo primero será pedir todo tipo de subvenciones...

Marta dijo...

Pues a mí también me gusta el arroz con bogavante, de hecho otro arroz no me gusta!!!!.