Dudosas estrategias políticas: o cómo poner en riesgo el sistema

No es sobre el debate del estado de la nación. Esta es una historia más próxima. No importa quiénes son sus protagonistas, sus colores o sus tendencias porque la "brillante" idea que os voy a contar se le podría haber ocurrido a cualquier aprendiz de mago de la política.
Unos breves antecedentes, en mi ayuntamiento hay programado un cambio de gobierno radical para dentro de unos días. La oposición ha presentado una moción de censura que si todo sigue como hasta ahora será efectiva el próximo día 18 de mayo.
Y en nuestro departamento, recaudación municipal, nos hemos enterado a través de los medios de comunicación de la penúltima genialidad de quienes a día de hoy todavía nos gobiernan: cuando apenas faltan unas semanas para que de comienzo el periodo de pago voluntario del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), una de nuestras principales fuente de ingresos, han anunciado mediante decretazo que todos los empadronados sin deudas con la administración local tendrán un descuento del 55%. Pagarán un 60% menos quienes lo tengan domiciliado.
El conjuro ha sentado de maravilla a mis queridos vecinos, que esta mañana ya hacían cola para redimir sus deudas pero esta medida crea una grave situación.
A priori hay quienes han puesto el grito en el cielo, incluyendo algún sindicato, porque peligra seriamente el pago de las nóminas a los funcionarios. Esto, que a los funcionarios nos pone los pelos de punta, a la mayor parte de los mortales le divierte ya que nos consideran unos enchufados privilegiados.Las arcas municipales atraviesan por una delicada situación y prácticamente los presupuestos y los préstamos solicitados en los últimos años se han sustentado sobre unos ingresos futuros de IBI que ahora se reducen a más de la mitad (esto es magia y no lo que hace Harry Potter).
Pero el encantado ciudadano parece ser que no tiene en cuenta que los servicios públicos más elementales, los proyectos de infraestructuras y en definitiva su calidad de vida gira en torno a cómo vayan nutriéndose la administración local.
A cortísimo espacio la estrategia del partido saliente (que ha recibido la moción de censura con un cuestionable talante) parece redonda e incluso magistral ya que si el nuevo gobierno decide eliminar esta medida se le pondrá en contra toda la ciudadanía y tendrá muchas papeletas para perder las elecciones dentro de dos años.
Yo he propuesto que el nuevo alcalde ofrezca directamente la exención del impuesto a todos los vecinos y que además les ofrezcamos un cheque-regalo de El Corte Inglés de 100 euros. ¿Quién da más?
Aunque a pesar de todo el protagonista del vídeo lo tiene peor...

4 comentarios:

José Ramón dijo...

Me quedo patidifuso con lo que sucede en ese Ayuntamiento, gobernado a golpe de subasta, aunque lo triste es que es el lenguaje de buena parte de los municipios españoles. Esto me recuerda el incidente de los mercaderes del templo, aunque me temo que los regidores y concejales trileros no sólo no serán expulsados, sino que se crecerán en la idea de haber hallado la fórmula mágica: todo para que el pueblo crea que se gobierna por el pueblo.

Funcionario's blog dijo...

Macho, no insistas. Por mucho que lo intentes, la gente seguirá jugando a "tiro al funcionario".

Es patético el nivel de envidia cochina y malsana de este país. Porque parece que, en vez de estar todos mejor, debamos estar unos pocos peor.

Un saludo, crack. Sigo esperando lo del viaje, a ver si sueltas prenda.

Funcionario's blog dijo...

Sobre lo de "Tiro al funcionario": http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/420926/tiro/funcionario.html

Funcionario's blog dijo...

Ayer salió en la tele a nivel nacional. La moción de censura ha salido adelante. Lo mejor son las declaraciones de la concejala tránsfuga: "No me conformo con ser una Concejal de 2ª".

¿Y qué es una concejal de 1ª?

En fin...