69 cafés, unas gafas y tres tostadas


El chivato de Google Analytics me cuenta esta mañana que este retoñito de tan sólo 72 horas ha tenido 69 visitas. Bonito número. Esto significa que debo 68 cafés y que el desayuno de hoy va por vosotros. Además, en un acto de generosidad sin límites la primera comida matutina llevará incluida unas tostadas para MEL, que ha autorizado la reproducción de sus viñetas en este blog; para Shikilla, otra sufrida funcionaria curtida en blogs que sin conocerme y sin haber sido sobornada ha incluido un enlace en su página, y para un primo que está como un cencerro y que ha decidido incluir una reseña a este blog en una página de neuróticos por el Mac (creo que van a expulsarle del foro).
Las gafas (y la imagen) van dedicadas a J.A.L. que me ha enviado un mail preguntándome sus dudas sobre unos problemas que tiene con su recién comprada cámara de fotos digital Sony... me da que este señor, al que le agradezco su consulta, no ha podido leer el título del blog o se encuentra bajos los efectos de algún alucinógeno.
Se queda sin café Antonia la Moderna por sus amenazas y me reservo la posibilidad de citar en algún momento alguna de sus frases celébres relatadas en la Ciudad Cóndal.
Esto de la "blogesfera" es sorprendente. El chivato me cuenta que las 69 visitas corresponden a 47 usuarios y dos de estos proceden de Estados Unidos. No entiendo nada.
Muchas gracias. Va por vosotros. Feliz semana.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero café y discreción o habrá consecuencias.

Anónima la silenciosa

Leire dijo...

Bueno, bueno, reserveme un colacao segnor funcionario(hay constumbres que nunca dejare por lejos que me vaya) para dentro de unos meses. O mejor, una cervecilla fria con un bocata de la Avenida...
Las ganicas que tengo de veros, preparad un viajecillo a England! no?
Besunos

Gloriux dijo...

Asi que nuevo vecino, señor funcionario bienvenido al vecindario, cuando quiera pase por mi casa para tomar un cafe...

Shikilla dijo...

Gracias por el café. También por haberme enlazado con ese título de "funcionaria romántica", que suena a paradoja pero es cierto.

Te auguro muchas más visitas, al menos yo sí que vendré cada vez que esté enredando por estos lares de la tela de araña.

Saludos