Vergüenza ajena


Sucedió el viernes pero no es algo aislado. Con un poco de observación y mirada crítica lo podréis ver en otras ocasiones.

Me levanto con la información de Médicos Sin Fronteras. Cuando toda la atención informativa internacional pasa por el conflicto israelí/palestino esta ONG recuerda una vez más las tragedias que día a día se olvidan en los medios de comunicación. Y son muchas. Sonrío. Pienso, mientras me meto café en vena antes de ir a trabajar, que en este día los informativos dedicarán unos segundos a barbaries que pululan en este nuestro planeta sin que nadie le haga ni puñetero caso.

No me gusta que Israel ataque a Gaza. Tampoco me gusta que el grupo terrorista Hamás ponga bombas en las calles de Israel o lance misiles por doquier apoyados por Irán. Y mucho menos me gusta que la atención mundial se centre una y otra vez en lo mismo de siempre.

Pero lo peor estaba por llegar.

A primera hora de la tarde casi todas las cadenas nacionales del país, incluyendo la pública, cortaron su emisión para ofrecer en riguroso directo la rueda de prensa del presidente de un club de fútbol. A última hora del día los conflictos del planeta, la penuria de millones de personas era una mota testimonial en las parrillas de los informativos...y sentí vergüenza ajena. Una vez más me quedó claro lo que de verdad nos importa.
Foto: de MSF, es de unos refugiados haciendo cola bajo una tormenta de arena para recibir algo de comida.

6 comentarios:

Jajaja dijo...

No entiendo tu indignación. Obviamente lo importante no es que haya un montón de gente muriéndose por todo el Planeta, sino las declaraciones del presidente de una asociación deportiva de gente que persigue en calzoncillos una pelotita por un "prao"... ¡Ups! Dicho así suena bastante ridículo.

Funcionario's blog dijo...

Recuerdo cuando estuve en la India. El 31 de octubre explotaron 12 bombas en Assam y mataron a unas 80 personas.

¿Qué se ha sabido aquí de eso? Nada absolutamente.

Sin embargo, de lo del Hotel Taj Mahal y Oberoi todos lo supimos. ¿Por qué? Por Espe. Si Esperanza Aguirre no hubiese estado allí, es otra barbarie que hubiese pasado desapercibida.

O no. Pero por atacar a dos hoteles donde había ricos (en Assam murió gente del populacho, porque las bombas explotaron en varios mercados ambulantes... bueno, es que la India es un mercado ambulante).

Comparto tu indignación, nandocom. Lo importante es habernos dado cuenta de lo pequeña que es la ventana que nos muestra la televisión, y que es más un elemento de desinformación que otra cosa.

rosacobos dijo...

¿Y qué podemos decir de las niñas que son obligadas a casarse a los 10 años?

Juanma World dijo...

Jeje, está claro lo que mueve a este país... así vamos.

Marta dijo...

Siento lo mismo que tu, me reconforta saber que aún quedamos personas con vergüenza.

Paloma dijo...

Lo peor en estos 30 años de Democracia ha sido la evidente reclinación de los medios de comunicación. Sólo les queda asistir a las ruedas de prensa de rodillas, ¡algunas veces, ni tan siquiera pueden preguntar!.